lunedì 25 agosto 2014

El ultimo tren – Diego Arsuaga

un viaggio in treno che è una riscossa per degli amanti dei treni e delle ferrovie.
sapendo che una locomotiva "storica" verrà venduta a uno studio di Hollywood, alcuni vecchietti si mettono in moto per salvare il patrimonio nazionale.
sarà una corsa contro il tempo, e la gente, alla fine, sarà con loro.
attori in stato di grazia per un film epico.
vedetevelo, vi piacerà - Ismaele




El último tren es una especie de westerncrepuscular rodado casi en su totalidad en escenarios naturales (los campos y montes del interior de Uruguay). La película narra con ternura y humor la odisea subversiva que llevan a cabo tres viejos y un niño (símbolo esperanzador del recambio generacional) contra la irrupción despótica de la lógica del Mercado que arrasa con todo lo que se encuentra a su paso. Una lógica cruel y avasalladora - que está saqueando con especial virulencia (y a veces, con trágicas consecuencias) el patrimonio público de los países latinoamericanos - encarnada en El último tren por la figura de un avezado emprendedor (Gastons Pauls, el acompañante de Ricardo Darín en Nueve reinas) sin escrúpulos.
El itinerario suicida de los tres viejos luchadores acaba metafóricamente en una vía muerta, en medio de un paisaje agreste y olvidado (imagen ilustrativa de la periferia infinita y desconocida que rodea la lujosa ciudad global). Pero eso en la película de Arsuaga (que ha contado con la colaboración de Fernando León como co-guionista) no es motivo para el desaliento, ya que es precisamente en esa vía muerta donde se produce el contagio subversivo, el milagro de la rebelión de los pequeños y los desheredados que espontáneamente se enfrentan y vencen al Golliat invisible que les atenaza y les condena de antemano a una resignación escéptica. Una rebelión ingenua y pura, más sentimental que intelectual, que enlaza el trabajo de Diego Arsuaga con cintas como La estrategia del caracol o Pan y rosas.

El último tren es un bello cuento épico narrado en clave de comedia pero con textura de western y puesta en escena de road movie, cuyo desarrollo narrativo, con moraleja política incluida, le convierte en una solida propuesta fílmica apta para muchos tipos (no todos) de públicos. Diego Arsuaga ha realizado una película llena de rabia y optimismo que logra mantener la tensión gracias a un sólido guión y a un preciso trabajo de dirección de actores…
da qui

Nessun commento:

Posta un commento